BitCAr_Blog
Buscar las diferencias

Por BitCar

Compartir

La industria automotriz sigue viviendo una revolución enorme en todos los terrenos con la oleada China

Europa sufre gravemente con la fuerza de la industria automotriz China. No importando el mercado, modelo o segmento, los automóviles chinos ofrecen precios inferiores a sus rivales occidentales.

Y si hablamos de electrificación, en Europa modelos similares pueden costar decenas de miles de euros menos con autonomías incluso superiores y mejor equipados.

Pero si alguno de nosotros dice, incluso que se debe a que son más baratos por ser chinos, un reciente estudio de una consultora de la que es parte importante Porsche (MHP), demostró que los autos eléctricos chinos han mejorado significativamente la calidad, tecnología y software con apenas algunas diferencias frente a las marcas occidentales, digamos, tradicionales.

Esta información ha sido lapidaria pero comprensible. Marcar diferencias en esta nueva era de la electrificación es, por el momento, muy complicado.

Todo el trabajo y aprendizaje que durante años aplicaron las marcas “tradicionales” para marcar diferencias entre modelos, parece no poder replicarse de igual manera en estos momentos (además de que los clientes ahora buscan otras cosas).

Y es que seamos honestos, estamos ante apenas antes las primeras generaciones de modelos eléctricos globales y las necesidades primordiales se centran en costo y autonomía (e incluso peso).

El enfoque de las marcas seguirá así durante varios años más mientras esos apartados no queden resueltos y permitan márgenes de maniobra en otros apartados.

Lo cierto es que la industria automotriz china sigue y seguirá liderando en fabricación de baterías, así como tecnología y software porque tienen una velocidad que sigue sacudiendo los procesos de fabricación a los que estábamos acostumbrados, todo apalancado por un gobierno con un alto poder adquisitivo que pone por encima de altas utilidades la presencia y venta de modelos por todo el planeta.

Lo mejor del tema es que para nuestro mercado la oferta permite tener un abanico de opciones amplísimo. Calculamos que para finales del año tengamos más de 50 marcas en México, por lo que utilizar opciones de acceso a un auto nuevo como el leasing, puede ser una oportunidad para conocer una marca o un modelo eléctrico sin tener que comprarlo de la manera tradicional.

Otros
artículos

BYD Seal

¿Brasil nos lleva la delantera?

Brasil recibe inversiones de Stellantis, Toyota, VW y BYD para producir vehículos híbridos y eléctricos, la nueva tendencia global El país carioca empieza a trazar

Leer más »