BitCAr_Blog
Amor con amor se paga

Por BitCar

Compartir

Nuestro mercado está en una revolución inusitada, con la llegada constante e inesperada de marcas y modelos chinos.

Casi cada semana sabemos de la llegada de una nueva marca china a México, de más y más modelos disponibles, de cambios en versiones, de nuevas garantías y de cifras de ventas que dejan a más de alguno boquiabierto.

La fortaleza y capacidad de respuesta de las marcas chinas son abrumadoras y están poniendo sobre la mesa un panorama que no se imaginaba.

En una semana tuve oportunidad de conocer dos nuevas marcas en el mercado con agresivos planes que incluyen precios competitivos, equipamientos completos, tecnología innovadora y la meta de producir en un par de años en nuestro país.

Y los pasos se están dando con tal rapidez que en pocos años seguramente el 50% de las ventas en México serán de marcas chinas, ya no digamos modelos, porque hoy en día ya hay una fuerte presencia de la mano de marcas establecidas.

Es un momento clave para la industria mexicana y la capacidad de respuesta debe ser inmediata y contundente para aquellas marcas que no son chinas.

Un claro ejemplo, que además refleja a la perfección lo globalizada que está la industria, es General Motors.

Estuve con ellos en su convención anual de distribuidores donde se muestran las armas, los siguientes pasos que tendrá la marca con los modelos y estrategias que le permitirán enfrentar la oleada asiática.

General Motors presentó ni más ni menos que 11 diferentes modelos para todas sus marcas, con una clara carga hacia la grande, hacia Chevrolet, y ofrecerá en este año incluso nuevos segmentos con productos provenientes de China, Corea, Brasil o Estados Unidos.

General Motors pone manos a la obra y tira de todos los mercados de los que tiene opciones para mantenerse competitivo, refrescando su portafolio en Captiva o Aveo, por ejemplo, abriendo nuevos segmentos como el de la pick-up mediana Montana o regresando Trax a su oferta de SUVs compactas donde Kia Seltos es el rival a vencer.

Celebro que la llegada de las marcas chinas esté sucediendo con una rapidez que no esperábamos pero sobre todo las reacciones que las marcas, digamos, tradicionales, empiecen a ejecutar.

Los únicos ganadores de todo esto seremos nosotros, los compradores que cada vez estamos más abiertos a nuevas opciones, marcas, modelos e inclusos instrumentos para cambiar de auto como la misma plataforma de Bitcar, llena de productos de General Motors.

Será vital estar cada vez más y mejor informado y hacer pruebas de manejo de manera obligatoria antes de decidirnos por un auto.

Es un momento interesantísimo el que vive nuestra industria automotriz mexicana, insisto en la reacción de General Motors, por lo que no se sorprendan si antes de que termine el año tenemos algunas cuantas marcas nuevas más con propuestas algunas frescas, otras más bien accesibles, pero a final de cuentas con un mercado mexicano emergiendo rápidamente.

@hector_ocampo

Otros
artículos

BYD Seal

¿Brasil nos lleva la delantera?

Brasil recibe inversiones de Stellantis, Toyota, VW y BYD para producir vehículos híbridos y eléctricos, la nueva tendencia global El país carioca empieza a trazar

Leer más »