BitCAr_Blog
Volkswagen ID.7: El eléctrico para viajar

Por BitCar

Compartir
Volkswagen ID.7

El Volkswagen ID.7 es la seña clara de que los sedanes sí tienen vida por delante, pero muchos tendrán que ser eléctricos.

El Volkswagen ID.7 pone a la gama de eléctricos de Volkswagen en otro nivel, alcanzando niveles de confort, tecnología y autonomía que no se encuentran en ningún otro auto de la familia ID. Será global y se venderá a la par en China, Estados Unidos y Europa, fabricado en el súper complejo para EVs en Emden, Alemania.

Por su silueta es un sedán, aunque en regla hablamos de un hatchback, pues la tapa de la cajuela integra al vidrio trasero, lo que le da una boca mucho más grande que permite introducir objetos de dimensiones con más facilidad.

Encuentra una gran variedad de autos eléctricos e híbridos en BitCar

Estéticamente, muchos de los elementos fueron aerodinámicamente optimizados, desde la forma de la nariz hasta la estilizada defensa con cortinas de aire a los costados, con los que alcanza un coeficiente de arrastre de solamente 0.23.

También por las manijas o las llantas, pero con otros detalles vistosos que suman a la apariencia del coche, como los postes negros y con acentos metálicos justo por encima de las ventanas. El trasero es más común, con una barra de luz de cruza de lado a lado y por un difusor de color negro.

El resultado de todos los trucos no solamente es un coche escurridizo al aire, pues también tiene mucha presencia y da la sensación de ser incluso más grande de lo que realmente es, con casi cinco metros de largo, poco de menos de tres metros entre los ejes y con 1.90 metros de ancho.

Cabina futurista y llena de tecnología

El interior fue otro punto clave durante el desarrollo del Volkswagen ID.7, ya que el cuadro digital es minimalista y muestra solo la información más relevante, pero se apoya en un head-up display con realidad aumentada para mostrar el resto de la información y también las direcciones de la navegación de forma que no haya que retirar la vista del camino.

La pantalla táctil central es nueva y llegará a otros modelos de la marca pronto, con 15 pulgadas y una nueva interfaz gráfica que promete ser más amigable con el usuario que la pasada, con solo dos barras táctiles en la parte baja y un botón para volver al Home.

Otro punto interesante es el del aire acondicionado, con ventilas automáticas y motores integrados para dirigir el aire hacia donde es más necesario. Los materiales son de buena calidad, pues cuenta con insertos de cuero en el tablero y una consola central flotante, además del sistema de audio firmado por Harman Kardon.

Los asientos delanteros se llevan las palmas, con hasta 14 posiciones, calefacción o ventilación y 12 cojines neumáticos capaces de dar masaje de puntos y mantener la postura de manejo adecuada luego de varias horas al volante.

Misma plataforma, nuevo motor

El ID.7 se basa en la arquitectura MEB del Grupo Volkswagen, con baterías de 77 u 86 kWh de capacidad que, asociadas al nuevo motor en el eje posterior, le dan hasta 700 km de autonomía y una potencia de 282 hp y 406 lb-pie de torque, con la posibilidad de cargarse a 200 kW.

Y con toda esa autonomía, era importante reducir la fatiga en largas distancias, por lo que el Volkswagen ID.7 tiene la versión más nueva del sistema Travel Assist con asistencias avanzadas y semiautónomas de conducción, con centrado en el carril, control crucero adaptativo y estacionamiento automatizado.

Otros
artículos