BitCAr_Blog
Toyota Yaris 2023: Así es la nueva generación del sedán más accesible de la marca

Por BitCar

Compartir

Toyota presentó en Tailandia al Yaris Ativ 2023, modelo que en otros mercados se conoce como Vios y que a México llega simplemente como Yaris Sedán. La nueva generación no está relacionada al hatchback para el mercado europeo y se enfoca en espacio, eficiencia y precio en un segmento muy sensible a este último factor, con la arquitectura DNGA de bajo costo pero con buen tacto de conducción, ya empleada en la Raize y en la Avanza.

El aspecto exterior es elegante y nos recuerda mucho a los trazos del Camry, empezando por los faros, el acento que los une y la enorme apertura trapezoidal en la parte baja de la fascia, rematado con un perfil estilizado gracias a la silueta tipo fastback y los rines de 16 pulgadas que ayudan a las proporciones generales del coche.

El interior nos recuerda un poco al Mazda3 y a la CX-30, por las formas del tablero y también por la posición de la pantalla táctil, que es de nueve pulgadas y tiene interfaces Android Auto y Apple CarPlay, acompañada por la unidad a color de siete pulgadas en el cuadro de instrumentos. Además, puede elegirse con unos vistosos asientos de cuero capitonado de color rojo.

Pensando en incrementar al máximo el volumen para pasajeros y el espacio en la cajuela, las cotas exteriores del Yaris 2023 crecerán, con 70 mm más en la distancia entre ejes para alcanzar los 2.62 metros, aunque la longitud total se queda prácticamente intacta en 4,425 mm de largo.

Mecánicamente, se anuncia solamente un motor 1.2 litros de cuatro cilindros con 93 hp y 81 lb-pie para el mercado tailandés, aunque lo más lógico es que a México llegue con el 1.5 litros de 105 hp que ya tenemos en la Avanza, junto con transmisiones manuales de cinco velocidades o automática tipo CVT. Se asume que más adelante habrá también un híbrido como opción que podría llegar a México para fortalecer el amplio portafolio de productos electrificados de la marca y sería un estupendo reemplazo para el Prius C, convertiéndose en el híbrido más accesible en el mercado.

El equipamiento podrá incluir aire acondicionado automático, iluminación ambiental, salidas de aire traseras o sistema de sonido Pioneer de seis bocinas, pero lo más importante es que tendrá las asistencias de la suite Toyota Safety Sense, inédito en este segmento y con control crucero inteligente, frenado autónomo de emergencia y monitoreo de punto ciego.

Como sus rivales, entre los que se encuentran modelos como el Nissan Versa, Kia Rio y Chevrolet Onix, los precios en México podrían rondar los 300 mil pesos en versiones de acceso, estirándose hasta los 380 mil en las más equipadas.

Otros
artículos

BYD Seal

¿Brasil nos lleva la delantera?

Brasil recibe inversiones de Stellantis, Toyota, VW y BYD para producir vehículos híbridos y eléctricos, la nueva tendencia global El país carioca empieza a trazar

Leer más »