BitCAr_Blog
Prueba: Audi A3 Sedán 2023

Por BitCar

Compartir
Audi A3

El Audi A3 arrancó hace más de 25 años el segmento premium de acceso y sigue siendo competitivo tantos años después.

El Audi A3 apareció por primera vez hace 27 años, basado en el Golf de contemporáneo. Uno de los factores que lo separó de otros coches premium basados en autos de menor jerarquía fue que consiguió mejorar lo necesario para que la propuesta premium tuviera credibilidad.

Esta nueva generación de nuevo aprovecha los componentes de otros coches del Grupo Volkswagen, en la plataforma MQB, que permite todavía una mayor diferenciación con coches en papel similares a través de la puesta a punto.

Encuentra el Audi A3 que se ajusta a tus necesidades, con la mensualidad más baja

Interior, ¿al nivel?

El Audi A3 2023 se siente premium desde su cabina, pues esta cuenta con materiales de una apariencia más vistosa que otros compactos generalistas y hay un esfuerzo evidente en los ensambles, que nos recuerdan mucho a los de un A4 o hasta un A6.

El diseño también se parece al de autos de mayor envergadura dentro de la marca y el sistema de infotenimiento con pantalla de 10.1 pulgadas cuenta con los mismos menús, así los controles del clima no sean táctiles, como sí lo son en los buques insignia de la casa.

Gusta mucho la posición de manejo por unos asientos de cuero sintético con ajuste eléctrico y con soporte lumbar de cuatro posiciones. Por ser un sedán, el espacio en cajuela es sobresaliente, con 425 litros y también por una banca trasera con mucho espacio para piernas, en las que incluso pasajeros de talla grande podrán viajar con espacio de sobra.

Probamos un acabado Select, el intermedio, y el nivel de equipamiento cumple sin ser sobresaliente, ya que algunos atributos son opcionales. Tiene sensores traseros, cuadro digital y sensores de luz y lluvia, pero otros puntos valiosos como los modos de manejo, el cargador por inducción o los sensores delanteros son opcionales y se pagan aparte.

Mecánicamente soberbio

La motorización que tuvimos es la más potente, dejando de lado al S3 de 300 hp, y consta de un 2.0 turbo con la caja automática S-Tronic de doble clutch y siete cambios. Entrega 190 hp y 236 lb-pie de torque, con poco retraso del turbo, un medio régimen enérgico y una transmisión precisa y refinada con los que conseguimos números de prueba muy buenos, alcanzando 100 km/h en 9.1 s y llegando de 80 a 120 km/h en 6.2 s.

También consume poco considerando el nivel de potencia, pues en manejo mixto entrega 11.1 km/l. Si quieres al campeón de la eficiencia, deberás buscar al modelo de entrada con el motor 1.4 turbo de 150 hp, que alcanza fácilmente los 13 o 14 km/l, pero no es tan responsivo y sí nos deja esperando un poco más de empuje, especialmente para adelantar o recuperar.

Audi A3

La frenada también fue muy buena, punto en el que un coche premium auténtico se separa de uno que no lo es, deteniéndose desde 100 km/h en 37.2 m y haciéndolo de forma consistente tras varios ejercicios, con un pedal modelable y unas llantas Pirelli de 18 pulgadas con buen agarre que también son opcionales, porque de serie tiene rin 17.

Manejándolo, se nota el esmero en cada detalle del chasis, porque la calidad de marcha está resuelta con maestría a pesar de que la suspensión es firme y lo hace rodar con mucho aplomo a velocidades de autopista, pero no peca de brusquedades ante imperfecciones que son habituales de autos con cierto sabor deportivo y suspensión dura.

Su dirección tiene un punto muerto en el centro, pero ello suma confianza en autopista. Aunque sí nos gustaría que esta comunicara un poco más, el tacto es muy preciso y es fácil apuntar en curvas sin corregir de más.

¿Premium o no?

El Audi A3 no es perfecto, pues algunos materiales en el interior son mejorables, especialmente en la consola central y puertas traseras y también creemos que hay detalles de equipamiento que deberían estar de serie, pero se pagan aparte. Sin embargo, sus virtudes sobrepasan a las carencias en cantidad e importancia y el extra a pagar respecto a un compacto de marca generalista se justifica plenamente por su tecnología y buenos modales dinámicos.

Precios

35 TFSI Dynamic: 654,900 pesos

35 TFSI Select: 704,900 pesos

40 TFSI Select (probado): 754,900 pesos

40 TFSI S line: 829,900 pesos

Nos gusta

  • Diseño interior
  • Tecnología de conectividad
  • Comportamiento dinámico

Para ser perfecto

  • Más equipamiento de serie
  • Algunos materiales internos

Otros
artículos

BYD Seal

¿Brasil nos lleva la delantera?

Brasil recibe inversiones de Stellantis, Toyota, VW y BYD para producir vehículos híbridos y eléctricos, la nueva tendencia global El país carioca empieza a trazar

Leer más »