BitCAr_Blog
Local o global

Por BitCar

Compartir

El futuro de la industria automotriz en México puede tener un panorama prometedor, explotando aún más la cercanía con Estados Unidos.

China es el país más grande del mundo en producción, exportación y consumo de autos.

Sus números son tremendamente superiores. Casi triplicó lo producido por Estados Unidos con 27 millones de unidades contra 10 de los americanos en producción automotriz.

Japón e India fueron potentes con 7.8 y 5.4 millones respectivamente y después entramos al territorio de los 3 millones, con Corea con 3.7, Alemania 3.6 y México 3.5 millones.

Para los próximos años el panorama de producción automotriz puede ser sumamente alentador para nuestro país por varias razones.

Ya hemos hablado de la fuerza de las marcas chinas, del poderío económico y productivo y cómo ven en México el trampolín para atacar a los mercados de Estados Unidos y Canadá.

La gran mayoría de las que actualmente se comercializan MG, Chirey, Omoda, Jetour y BYD han dejado claras sus intenciones de empezar la producción automotriz cuanto antes en México.

La que parece más cerca es Jetour de la mano del grupo de importadores LDR Solutions que ensambla y comercializa los vehículos de uso comercial Foton, una de las marcas más grandes de China y subsidiaria de grupo BAIC.

Aunque Jetour es parte de Chery Holding no viene de la mano de Chirey, sino con LDR Solutions por lo que el plan de la planta sucedería de producción automotriz en un joint venture entre Chery Holding y el importador mexicano.

De este modo tendría sentido la producción automotriz no solo de los modelos Jetour, sino de Chirey, Omoda, Dashing y Jaecoo, todas marcas de Chery Holding. Ahí tiene todo el sentido.

Con este paso, la primera planta de una marca china en México permitiría crecer considerablemente la capacidad productiva.

México cuenta ya con una robusta red de proveedores de primera categoría para la producción automotriz que permite, por ejemplo, que Ford fabrique el Mustang Mach-E en México, el primer eléctrico de nuestra industria, que BMW produzca para todo el mundo su deportivo perfecto, el M2, sin olvidarnos de la Q5 de Audi con opciones híbridas, Tiguan o Taos de VW para todo el planeta, Chevrolet que fabricará dos eléctricos en Ramos Arizpe y un sinfín de productos más que hablan de la calidad de nuestras plantas, ingenieros y empleados.

Además de la posición geográfica contamos con decenas de acuerdos comerciales que vuelven a México el siguiente gran centro neurálgico de producción automotriz.

Y la próxima semana con gusto las platicaré de los planes que las mismas marcas establecidas quieren llevar a cabo para todavía profesionalizar más al sector y entra a la nueva era de la producción limpia de autos electrificados.

Vivimos un momento clave, y es emocionante.

@Hector_ocampo

Otros
artículos