BitCAr_Blog
Leasing, la alternativa ante los altos costos de los créditos.

Por BitCar

Compartir

La mayoría de vehículos se adquieren por medio de crédito, lo que provoca que al final el dueño habrá pagado más del valor inicial, mientras que el auto valdrá menos como consecuencia de la depreciación. Este fenómeno ha implusado a las personas a explorar otras opciones en el mercado, como el arrendamiento automotriz, explica BitCar, pero ¿cómo funciona este esquema?

El leasing o arrendamiento permite hacer uso de un vehículo a cambio de una renta, de modo que el usuario puede acceder al auto que desea, explica Roberto Esparza, director de BitCar.

El directivo refiere que el arrendamiento es una opción muy flexible y de corto y mediano plazo que facilita el acceso a un auto, así como renovarlo con frecuencia y te permite optar por una mejor gama de vehículo sin tener que contratar una deuda.

“Evitas el pago de un enganche que suele oscilar entre el 15 o incluso el 30% del valor del vehículo dependiendo de tu calidad crediticia, lo que en muchos casos imposibilita el acceso a la unidad para el potencial comprador”.

Al final del periodo de arrendamiento, el usuario puede decidir si quiere conservar el auto, renovar o extender su contrato o cambiarlo por una unidad reciente.
No obstante, los servicios que ofrece BitCar por el momento no contemplan un modelo de negocio enfocado a las plataformas de movilidad, pues de momento el objetivo principal es el uso particular.
BitCar ofrece dos planes de arrendamiento, uno de ello es “leasing”, en el cual el usuario paga la renta mensual y la gestoría que incluye placas, tenencia, verificación, acompañamiento legal en caso de siniestro y seguro de auto y seguro personal.

Por otro lado el esquema de “renting”, la mensualidad incluye la gestoría (placas, tenencia, verificación acompañamiento en caso de siniestro, seguro de auto y personal) y además el mantenimiento preventivo y piezas de desgaste, una opción más que atractiva para quienes buscan evitar las complicaciones que implican los trámites vehículares y el mantenimiento de la unidad.

BitCar calcula que más del 99% de los arrendamientos que se dan en México son para fines fiscales. De estos, 95% son personas morales y aproximadamente 5% son personas físicas con actividad empresarial, pero señala que estos datos podrían cambiar teniendo en cuenta el panorama macroeconómico actual.

Esto debido a la incertidumbre generada por la aceleración de la inflación, los constantes incrementos en tasas de interés decretadas por Banxico y la consecuente caída de la capacidad adquisitiva de los consumidores, lo que pondrá en riesgo la demanda de crédito nuevo.

Otros
artículos

BYD Seal

¿Brasil nos lleva la delantera?

Brasil recibe inversiones de Stellantis, Toyota, VW y BYD para producir vehículos híbridos y eléctricos, la nueva tendencia global El país carioca empieza a trazar

Leer más »