BitCAr_Blog
La Bestia, el Cadillac que Joe Biden usó en México

Por BitCar

Compartir

La Bestia es el auto impenetrable de nueve toneladas que se usa para transportar al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en donde quiera que esté.

Cuando se trata de la seguridad de sus mandatarios, Estados Unidos no deja ningún fleco suelto y es por eso que los últimos años ha encargado a La Bestia, la impresionante limusina presidencial a Cadillac, usando siempre dos modelos idénticos y en el que prácticamente nadie fuera del servicio secreto sabe en cual viaja el presidente, dejando una como señuelo.

Siendo un modelo hecho a la medida, el costo es mucho más alto que el de cualquier otro Cadillac, pues se estima que el valor de cada uno es de aproximadamente 1.3 millones de dólares, unos 25 millones de pesos al cambio actual.

La Bestia
Foto: The Sun

Este modelo aprovecha todo el poderío de ingeniería de General Motors y se estrenó en 2018, por lo que fue el anterior presidente, Trump, quien pudo estrenarlo.

General Motors puso todo su conocimiento en el desarrollo de La Bestia, para hacer casi un búnker sobre ruedas en el que presidente Joe Biden puede seguir desempeñando las labores que hace regularmente, con espacio para hasta siete pasajeros.

La Bestia mide 5.6 metros de largo, lo mismo prácticamente que la propia Cadillac Escalade ESV. Se calcula un peso de nueve toneladas, más de tres veces lo de una Escalade regular, pues está construida sobre una base de camión Heavy Duty, como la Chevrolet Silverado 3500.

Y el motor también es el de un camión, sin que se conozcan a ciencia cierta los datos de potencia y par. Se especula con que se trata del V8 Duramax turbodiésel de 6.6 litros que usa la Silverado 3500 HD, en el que entrega 445 hp y unos brutales 910 lb-pie de torque, asociado a una transmisión automática de 10 velocidades.

La Bestia

No es rápido, pues acelera de 0 a 100 km/h en más de 15 segundos, pero con todo el torque, es imparable.

Los datos del blindaje son fascinantes, pues está hecho de cerámica, aluminio, kevlar y acero de más de 20 cm de grosor, para soportar ataques de misiles. Los vidrios son de 12 cm de espesor, para soportar altos calibres y con eso, las puertas son casi tan pesadas como las de un avión.

La parte inferior cuenta con una placa especial que soporta ataques de granadas y las llantas se fabrican en un compuesto especial para que no utilicen aire, soportando el gran peso y con un refuerzo especial que hace que puedan seguir avanzando aun cuando hayan recibido impactos de bala.

La cabina es un misterio, pero se cree que está tan bien sellada que puede resistir ataques con armas químicas, suministrando oxígeno al interior. La Bestia también cuenta con un suministro de sangre del presidente, en caso de emergencia.

Otros
artículos