BitCAr_Blog
Incierto, pero intenso

Por BitCar

Compartir

Esta semana VW presentó lo que podría ser el eléctrico más carismático, mejor ejecutado y más accesible del mercado: ID2.all

Mientras que algunos países ponen sobre la mesa lo complicado o casi imposible que será dejar de vender autos con motores de combustión en Europa para el 2035, la cantidad de modelos, opciones y propuestas eléctricas siguen inundando los escaparates mundiales.

Solo basta echar un ojo a China donde los medios reportan a diario la llegada de nuevas marcas y modelos con autonomías de hasta 810 km, como la del Hiphi Y, un SUV que comenzará a venderse en Europa en 2024.

En México llega BYD con un par de autos eléctricos que no le piden nada a cualquier otro EV de las marcas premium y casi al mismo tiempo se presenta una marca nueva: ARRA, de origen estadounidense, con inversionistas mexicanos y modelos fabricados en China.

Con estos ejemplos nuestro mercado sigue convirtiéndose en uno de los más complejos del planeta, con ofertas provenientes de prácticamente todos los países que fabrican autos y con muchos importadores independientes con operaciones quizás modestas pero rentables.

Las marcas tradicionales, las grandes (por así decirlo), comienzan a buscar soluciones inmediatas que les permitan subirse a la corriente sin perder rentabilidad y sobre todo no poner en riesgo su imagen y servicio que han construido a lo largo de décadas.

Los autos eléctricos, en este momento, no podemos considerarlos como globales sobre todo si pensamos en un tema de democratización, de llegarle a las masas.

Si bien puedes comprar un Tesla en cualquier parte del mundo, por ejemplo, o un Porsche Taycan, el sector que puede acceder a ellos es muy limitado y son autos que no solucionan tu movilidad como si lo hiciera uno de gasolina. Vaya, ningún eléctrico lo hace actualmente.

Esta semana VW presento el ID.2all, un hatchback eléctrico de apenas 4 m de largo, pero con el espacio interior que encontramos en un Golf y que promete costar alrededor de 22 mil euros, algo así como 441 mil pesos en México. Autonomía de 450 km, pelear de frente al Model2 de Tesla y las bases para aún otro más pequeño y barato ID.1 de menos de 20 mil euros.

¿Ese auto funcionaría en nuestro mercado? ¿VW se arriesgaría a ofrecerlo (a un precio seguramente competitivo), pero en un país que no tiene una red de recarga pública eficiente? ¿Debería el gobierno apoyar la llegada de eléctricos con una red de recarga e incentivos o es tema de las armadoras?

Este tipo de autos son pasos sólidos en el todavía largo camino para la electrificación; este es justo el camino de parte de las marcas.

Para México sigo creyendo que los híbridos son la solución inmediata y efectiva. Les cuento que VW de México está corriendo un estudio muy profundo sobre la viabilidad de híbridos y plug-in hybrid para nuestro mercado.

Pablo Di Si, CEO de Norteamérica que conoce la región como la palma de su mano, ha entendido que de México para abajo se necesitan soluciones inmediatas y efectivas que permitan a los clientes y a la marca dar los siguientes pasos.

De hecho, no se descarta la posibilidad de fabricar en México opciones electrificadas o, por qué no, 100% eléctricas. En junio sabremos qué han decidido.

@Hector_Ocampo

Otros
artículos