BitCAr_Blog
¿El tamaño importa?

Por BitCar

Compartir

La llegada de nuevos productos con mecánicas que siguen la tendencia del “downsizing” hace creer a clientes poco informados que son motores malos, lentos y poco eficientes. Nunca más equivocados

Si no me falla la memoria, a México desde hace más de una década hemos recibido motores turbocargados que han llegado con la tendencia del “donwsizing”.

Es una corriente que se gestó principalmente en Europa pues las restricciones ambientales obligaron a las marcas a buscar soluciones que les permitan reducir emisiones y consumos sin perder potencia.

Si no estás de acuerdo falta nada más voltear a ver a Porsche que tuvo que emplear el turbo para mantener controladas las emisiones, consumos y seguir aumentado el desempeño de sus autos.

En México, en aquellos años, recuerdo perfectamente a Grupo VW, con la familia TSI, como uno de los grandes impulsores de estas mecánicas, (que no las únicas, aclaro).

A lo que voy es que recuerdo los primeros modelos del grupo con estos motores y las críticas que llegaron a recibir cuando en aquel momento dirigía una revista especializada. En esos años se mandaban cartas, sí, cartas a la redacción.

La gente se quejaba que un SUV como Tiguan tuviera un “ridículo” motor de 1.4 litros y 150 caballos; un motor que hoy en día sigue siendo vigente y efectivo, por cierto.

Con el paso del tiempo los clientes fueron entendiendo la evolución que estas mecánicas replanteaban y cómo ahora se ha vuelto más común escuchar de motores turbo con dosis de potencia antes impensables; sencillo ejemplo lo tenemos con unas nuevas que llegan desde china que pueden obtener hasta 200 caballos con bloques de 1.6 litros.

Y la última tendencia son los motores de 3 cilindros que han recibido una buena cantidad de críticas.

Estas mecánicas están revolucionando la manera en que nos movemos sin tener que acudir a la electrificación.

Cada vez son más los modelos que optan por una solución con esta configuración y que entregan un desempeño soberbio, efectivo, eficiente e incluso más emocionante que motores superiores hasta en 60% en tamaño.

Lo que pasa es que la gente tiene que entender que el concepto turbo hoy en día no está asociado necesariamente a deportividad, sino que en ciertos segmentos se contemplan como opciones que optan por estas configuraciones para entregar no solo potencia, sino el torque suficiente para movernos con soltura incluso mejor que con motores aspirados más grandes.

Clarísimo ejemplo la tenemos con la Peugeot Rifter, pot ejemplo, que con un 3 cilindros de 1.2l entrega 130 hp pero ojo, 170 lb-pie, un torque que encontrábamos hace una década en buenos motores de más del doble de tamaño; y este familiar es capaz de mover a siete pasajeros y maletas.

Así es que no creas que por leer 3 cilindros turbo estás ante un motor lento, te encuentras ante una mecánica que busca ser eficiente e incluso más vivaracha de conducir ni importando que tenga, en el papel, solo 100 caballos.

No te quedes con el dato, tienes que manejarlos y con eso entenderás los porqués de esta nueva tendencia de mecánicas en nuestro país.

Y si dudas en hacerte de uno, te invito a que explores la opción de leasing con bitcar.mx, así también puedes rentar el auto durante periodos más cortos que un crédito y si te convence, decidir extender la renta por más tiempo.

Otros
artículos

BYD Seal

¿Brasil nos lleva la delantera?

Brasil recibe inversiones de Stellantis, Toyota, VW y BYD para producir vehículos híbridos y eléctricos, la nueva tendencia global El país carioca empieza a trazar

Leer más »