BitCAr_Blog
El año chino

Por BitCar

Compartir

México se ha vuelto uno de los destinos más importantes en el mundo para las marcas chinas, la producción y cercanía con EUA nos vuelven clave

La pandemia movió el orden mundial en muchos sentidos, cambiando tendencias o acelerando lo que se veía inminente.

Hace unos 15 años veíamos los primeros intentos de marcas chinas por entrar al mercado occidental, con ejercicios lejanos en calidad, diseño, desempeño y tecnología de lo que las tradicionales y enormes marcas europeas, americanas o japonesas ofrecían.

Se presentaban en los salones automotrices de este lado del planeta y eran vistos por arriba del hombro y sí, los autos estaban lejos de ofrecer lo mínimo deseable que marcaba la tendencia global.

Sin embargo, la industria automotriz china llevaba años trabajando en aprender a hacer autos, a diseñarlos, fabricarlos y hacerlos durables y confiables.

El mercado chino se fue abriendo cada vez más y se volvió una mina de oro para los tradicionales fabricantes. Los compradores asiáticos deseaban ese lujo, tamaño, diseño, tecnología y pasaron en pocos años a ser el mercado más grande del mundo.

Las marcas chinas más grandes empezaron a tener cada vez más alianzas locales con marcas occidentales que después se globalizaron.

Hoy en día muchas marcas producen autos en China solo para el mercado interno, de ese tamaño es su mercado.

Las toneladas de dinero del gobierno les permitió incluso adquirir a enormes y tradicionales marcas, crear nuevas, decenas de centros de desarrollo técnico, ingenieriel, de diseño; contrataron a ejecutivos de renombre, formaron ingenieros, técnicos y trabajaron profundamente en temas de electrificación.

Hoy en día hay marcas chinas que venden más eléctricos en el mundo que Tesla o VW, por ejemplo, producen cantidad inimaginadas de autos para consumo interno y de exportación, desarrollan plataformas, motores, baterías, miles de patentes o tecnología con una rapidez impresionante.

Vaya, como simple dato, fabrican 2/3 partes del total de baterías para autos eléctricos en el mundo y tienen controlado en este momento la producción de semiconductores en el mundo.

A todo ello hay que sumarle que las marcas más grandes han aprendido no solo a hacer autos, sino a hacerlos muy bien.

Atrás quedaron aquellos años en los que pensar en un auto chino era pensar en un auto desechable.

En los siguientes meses del año veremos un constante incremento de llegada de marcas de origen chino a nuestro mercado.

Actualmente la oferta se compone de marcas como Baic, BYD, Changan, Chirey, JAC, MG y Omoda, pero se esperan la llegada de más marcas en el año.

La próxima semana aterriza en México Jetour, parte del grupo global de Chery y hay fuertes rumores de por lo menos la llegada de Great Wall.

Lo que las marcas chinas han hecho y muy bien es cumplir con el abasto de productos en tiempo y forma, han inundado las calles de sus modelos y, como ejemplo, México es ya el cuarto mercado más grande para MG en el mundo.

Así es que en los próximos meses veremos más y mejores productos, porque también están trabajando con una velocidad sobresaliente los próximos desarrollos.

Y, ¿por qué México? Somos un mercado muy competitivo que tiene dos factores importantes que le hace muy atractivo: somos un país productor, con múltiples acuerdos comerciales con decenas de países y una red de proveeduría desarrollada y muy calificada; y el 80% de lo que se produce va para Estados Unidos, el segundo mercado más grande del mundo y eso, eso le interesa a cualquiera

@Hector_ocampo

Otros
artículos