BitCAr_Blog
Consejos: Mantén tu auto fresco ante la ola de calor

Por BitCar

Compartir
ola de calor

Con la llegada de la temporada de calor, es importante asegurarse de que tu auto se mantenga fresco y agradable durante la ola de calor.

Las altas temperaturas pueden hacer que el interior del vehículo se convierta en un horno, lo cual no solo resulta incómodo, sino que también puede ser peligroso para tu salud. Afortunadamente, hay medidas simples que puedes tomar para mantener tu auto fresco y disfrutar de un viaje más confortable durante la ola de calor.

ola de calor

Estaciona a la sombra o utiliza parasoles

Uno de los métodos más efectivos para mantener tu auto fresco es estacionarlo en áreas sombreadas siempre que sea posible. Busca árboles, edificios u otras estructuras que proporcionen sombra y evita dejarlo expuesto al sol directo durante largos periodos de tiempo. Si no hay sombra disponible, utiliza parasoles en las ventanas para bloquear la luz solar y reducir el calor en el interior. Además, considera la posibilidad de utilizar un parasol para el parabrisas, ya que esto ayudará a mantener la temperatura interior más baja.

Activa el sistema de ventilación inteligentemente

El sistema de ventilación de tu auto puede ser tu mejor aliado para mantenerlo fresco en la ola de calor. Puedes abrir las puertas y ventanas para permitir que el aire caliente escape antes de subir al auto o encender el aire acondicionado y ajustar la temperatura a un nivel cómodo, recordando que una diferencia de temperatura demasiado abrupta entre el interior y el exterior del vehículo puede ser perjudicial.

Contra la ola de calor, protege el interior

Otra medida importante para mantener tu auto fresco es proteger el interior de los efectos del calor. Utiliza fundas o protectores de asientos diseñados para reflejar el calor y evitar que se absorba en el material y si tienes tapicería de cuero, considera cubrir los asientos con toallas o sábanas ligeras cuando estaciones bajo el sol para evitar que se caliente en exceso.

Siempre que sea posible, deja las ventanas ligeramente abiertas para permitir la circulación del aire y evitar que el calor se acumule en el interior.

Otros
artículos